5 Consejos para volver al cole sin agobios

Por Planendario

Las vacaciones de verano han llegado a su fin. La vuelta al cole ya está aquí y con ella todos volvemos a la rutina, las prisas, los madrugones y las cábalas para organizar tu trabajo con los deberes y las actividades extra escolares de los niños. ¡Socorro! Qué no cunda el pánico.

Para que retomar la rutina sea lo más llevadero posible, te traemos 5 consejos para volver al cole sin agobios y empezar el nuevo curso con buen pie: 

1. Da ejemplo: No te quejes

La vuelta a la rutina es una extraña mezcla de nerviosismo y relax. Acabamos de llegar del delicioso caos vacacional, de comer a deshoras, de pasar tiempo al aire libre y de intentar no pensar demasiado. Si a ti te cuesta volver al trabajo, imagina el esfuerzo que tiene que hacer tu hijo para volver a una vida organizada después de dos meses de vacaciones.

Sabemos que cuesta volver, pero intenta enfocarlo de manera positiva. Una buena idea puede ser que marquéis objetivos comunes de nuevo curso como por ejemplo: los jueves lectura en familia, los lunes paseo por el parque, etc.

2. Ten todo preparado

Crea una lista con todas las cosas que necesitas para el nuevo curso. Haz recuento de las que ya tienes en casa y de las que tienes que comprar. De esta manera evitarás prisas y gastos innecesarios de última hora: Libros de texto (enlace a Amazon), uniforme o ropa para el cole, material escolar, etc.

Unos días antes de que comience el curso, reserva tiempo para marcar la ropa, forrar los libros y hacer recados inesperados.
<< Mantén la calma y sonríe ante los posibles imprevistos que pueden surgir en la vuelta a la rutina >>

3. Ajusta horarios

Lo que peor llevan los niños son los madrugones, así que si no quieres convertir tus mañanas en pequeños infiernos, te recomendamos ir adelantando unos días antes tanto la hora de despertarse como la de acostarse.

Si tanto tu hijo como tú sois de esas personas que sólo le pedís a la vida “por favor, déjame estar diez minutos más en la cama”, haceros un favor y poned antes el despertador.

4. Crea un organizador familiar

Sentarse y crear un organizador familiar es la típica tarea que te hace bostezar, que te recuerda a Marie Kondo y a los cambios de armario. Pero oye, no te va a llevar más de 45 minutos de tu tiempo y te garantizamos que te librará del susto de olvidarte al niño en la puerta de la escuela de judo una fría y ocura tarde de invierno.

Es tan fácil como apuntar los días de la semana, las actividades con sus horarios por día y el responsable de llevar y recoger a tu hija o hijo de cada actividad. 

Recibe de forma fácil los mejores planes en tu móvil

Apúntate haciendo clic aquí 👉 WhatsApp

5. Tranquilidad, buenos alimentos y algo de ejercicio

Ante todo no entres en modo pánico ON, mantén la calma y sonríe a los posibles imprevistos que pueden surgir en la vuelta a la rutina.

Elaborad en familia un menú saludable para los próximos meses. Una buena manera de empezar a elaborar un menú, es conocer los alimentos de temporada. Si tienes poco tiempo, una idea que te salvará más de una vez la vida es suscribirte a un servicio de cestas de fruta y verdura a domicilio y practicar sistemas de cocina como el batch cooking o lo que es lo mismo, dejar la comida de la semana preparada.

El verano suele ser tiempo de actividad física, de estar al aire libre y de descargar mucha energía. No dejes que esto se frene. Incorporad actividades de ejercicio en familia como estas a vuestra rutina, seguro que os ayudará a afrontar la vuelta al cole sin agobios.