¿Qué hacer cuando tu niño o bebé se despierta demasiado pronto? 

Por Planendario

La mayoría de los padres de bebés y niños pequeños tienen los ojos fijos en un objetivo distinto: dormir toda la noche.
Es comprensible; después de meses (¡o a veces años!) de vigilias nocturnas, una noche completa de sueño suena tan bien como unas largas vacaciones pagadas.

Hay bebés y niños pequeños que duermen plácidamente toda la noche del tirón, peeeero, se despiertan muy temprano .

Como para casi todo: hay solución.

Recibe de forma fácil los mejores planes en tu móvil

Apúntate haciendo clic aquí 👉 WhatsApp

¿Realmente tienes un hijo muy madrugador?

Ten en cuenta que "temprano" es un término relativo - para algunos padres, la hora de levantarse a las 6:30 es ideal, mientras que para otros, cualquier cosa antes de las 8:00 a.m. se considera "demasiado temprano"

Observa bien y con detenimiento la hora de despertar de tu hijo - ¿es después de las 6 de la mañana?

Además, piensa en cómo se despierta su hijo - ¿está feliz y con energía? Si tu hijo se despierta a las 6 de la mañana o después y parece estar fresco y listo para afrontar el día, entonces (¡por mucho que te duela oír esto!) probablemente no tenga un problema de niño madrugador.

Desde el punto de vista del desarrollo, despertarse a las 6:00 o más tarde es razonable para la mayoría de los bebés y niños pequeños, siempre y cuando estén durmiendo lo suficiente por la noche y durante la siesta.

Sin embargo, si tu hijo se despierta antes de las 6 de la mañana, y/o si tu pequeño se desgasta rápidamente después de levantarse por la mañana y está cansado e irritable, entonces probablemente estés ante un problema de bebé madrugador.

La causa del problema

Muchas cosas pueden causar un despertar temprano intermitente y ocasional: enfermedades, dentición, saltos en el desarrollo, crecimiento acelerado, transiciones en la vida (como el nacimiento de un nuevo hermano o la mudanza a una nueva casa), el uso del baño, la transición de la cuna a la cama de un niño grande...Todo esto puede resultar en unos pocos días o semanas de llamadas de atención vespertina.

Durante el verano, los días largos también pueden ser un factor - si has notado que tu hijo se despierta progresivamente más temprano, asegúrate de que no hay demasiada luz solar en su habitación 

Problemas (solucionables) de horario

Siestas eternas

Si tu bebé o niño pequeño no duerme lo suficiente, es probable que esté demasiado cansado a la hora de acostarse, y un niño demasiado cansado tiene más probabilidades de despertarse demasiado pronto que uno bien descansado.

Sin embargo, dormir demasiada siesta también es un problema. La cantidad total de sueño que un niño duerme en un día es relativamente constante, pero nuestros hijos cambiarán el sueño de la noche a la siesta y viceversa.

Por lo tanto, un niño que duerme demasiada siesta durante el día puede dormir menos por la noche y despertarse demasiado temprano. Esto puede convertirse rápidamente en un patrón - tu hijo duerme 10 horas por la noche y 4 horas durante el día, en lugar de 12 horas por la noche y 2 horas durante el día, por ejemplo.

Cuanto y cuando

La cantidad total de siestas es importante; también lo es el momento de esas siestas. Observa el tiempo que ha pasado entre la última siesta del día y la hora de acostarse.
Si esa ventana de tiempo es demasiado larga, tu hijo puede estar demasiado cansado a la hora de acostarse, lo que puede provocar que se levante temprano. 

Hora de acostarse

Habrás escuchado unas cuantas veces lo de "cuanto más cansado esté el niño, mejor dormirá" o "espera hasta las 23 hrs para acostar al niño, va a caer frito" Mmm: ERROR. Mantener a un bebé o niño pequeño despierto hasta tarde, por lo general no conduce a una hora de despertarse más tarde por la mañana.

En cambio, puede causar cansancio excesivo, lo que puede, a su vez, llevar a que se despierte aún más temprano. Por lo tanto, evita que se acueste tarde.

Pero también debes tener cuidado de no acostar a tu pequeño demasiado temprano. Intenta encontrar el equilibrio con los horarios familiares.

Cómo cambiar el horario del pequeño madrugador

El primer paso para resolver el problema del despertar temprano es empezar a tratar esos depertares como si fueran nocturnos.

Esta es la clave - si continúas dejando que tu hijo se levante a las 5 a.m., entonces estás reforzando que las 5 a.m. es un momento perfecto para levantarse.

En cambio, cuando tu hijo se despierte temprano, haz lo posible por volver a dormirlo. Unas caricias, unos besos, dile algo como "es hora de dormir - ¡nos vemos por la mañana!" y luego sales de su habitación.

O si dormís en la misma habitación, métete en tu cama y hazte el dormido. No hagas nada que lo active más.

Cuando sea la hora de levantarse por la mañana, haz la súper rutina de despertar. Abre las cortinas, enciende las luces, canta una canción de buenos días...¡ Lo que se te ocurra ! 

Hacer esto de forma consistente ayudará a cambiar gradualmente la hora de levantarse por la mañana de tu hijo.
Si quieres que escribamos sobre algún tema concreto, escríbenos a contacto@planendario.com